¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre..
¿pero dónde los hombres?

..con ojos de hombre miran,
¿pero dónde los hombres?

..con pecho de hombre sienten,
¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan
parece que están sólos...

Miran, y cuando miran
parece que están sólos...

Sienten,..y cuando sienten
¡parecen que están solos!..

¿Es que ya Andalucía
..se ha quedado sin nadie?

¿Es que acaso en los montes andaluces
..no hay nadie?

¿Es que en los mares y campos andaluces..
no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quien mire al corazón sin muros del poeta?

¡Tantas cosas han muerto..

que no hay más que el poeta!

¡Cantad alto!
..Oiréis que oyen otros oidos.

¡Mirad alto!
Veréis que miran otros ojos...

¡Latid alto!
..Sabréis que palpita otra sangre...

No es más hondo el poeta..
en su oscuro subsuelo, encerrado...
Su canto asciende a más profundo
cuando , abierto en el aire..,
ya es de todos los hombres...

Rafael Alberti

Tercer Encuentro

domingo, 31 de marzo de 2013

UN INSTANTE


                       

Siempre nos despedimos en una esquina,
en la revuelta de tu casa o la mía,
sin escondernos de las miradas
que  tras los ventanales,
observan  nuestros besos.

Por un momento aguanto
tu cara con mis manos
a la par que te miro a los ojos,
y te hago mía…solo un instante.

Siento la ternura de tu piel
que me quiere  desnudar
quitándome la misteriosa  seda
que cubre mi deseo.
Luego abro mis manos
y dejo ir la mariposa que hay en ellas.

Me quedo con ese instante
custodiando esas alas,
La caricia de tus dedos,
el beso de ese instante,
el suspiro que me ahoga,
el adiós del instante,
Y quiero volver atrás,
hacer el camino de vuelta,
lento… muy lento.
Para   sentir el presente,
detener el tiempo
para borrar el  pasado,
para no perderme en el recuerdo.

Quiero deshacer los pasos
y ando hacia atrás,
recorro el camino
que hay desde la esquina a mi casa,
para que  esos mágicos momentos
no se conviertan en ceniza...ni en humo.

Tu cálida mirada se rompe en destellos
Iluminando la soledad de mis noches,
cuando en el regazo de mi cama cierro los ojos
te veo danzando en mi añoranza.

Siento que estoy viva
Tú,  aceleras mis latidos.

Hoy te quiero dedicar estos retazos,
escritos con tan confusos  sentimientos.
Unos palpitantes  pasos que se alejan
sin poder expresar
lo que esta alma desea.

María Sánchez

viernes, 29 de marzo de 2013

POESIA URBANA





Como ahora está tan de moda la poesía urbana,
yo, que soy un poeta aldeano y quasianónimo
(que no diré anodino por no escatologizar,
pues siempre hay quien se escatologiza y se anonada por nada),
o sea que como digo, yo que soy un poeta cateto,
(y honradamente lo prefiero a ser un bardo hipotenusa
que hay palabros que mejor que no sean proferidos)
he venido a esta gran ciudad soberbia y deslumbrante
porque, aunque la leche cateta de ordinario
suele brotar espléndida, de teta sana y conocida,
me gustaría mamar aunque fuese algún breve “chijate”,
(diríase en mi pueblo, rimándolo con vate,
lo que aquí fuera “chorrito” rimado con poetito);
en fin, entiendan: un trivial saltadorcito
de esa otra leche descremada y descreída,
de la leche desenterada y desnutrida
que sale de esta fina y elegante ubre,
de esta urbe en la que chupan, se chivan y chochean
los poetas posmodernos de cierto renombre;
esos que salen en los suplementos culturales de los diarios
y publican poemas llorones y biliosos
que suenan como graves epitafios post mortem.
(Requiescant in pacem... ¡Aamen!...
... requiescant et ament... et pauco et bono scribant)

... He bajado del coche de línea traqueteado y con mareos,
y no he llegado a oscular del todo las baldosas
recién enjabonadas del zaguán de la estación
por temor de que el ósculo tornase en culetazo,
y notando mi extraña maniobra, sacudiera
la sufrida limpiadora la cabeza, satisfecha
de su oficio... y aliviada por no ser mi psss...iquiatra.
Así que apenas hacer pisss..., he salido a la calle deseando conectarme
con el alma maleable de este hormiguero alquitranado
que envuelve a tanto ciudadano y ciudadana de bien, y de biena
digamos para ser politéticamente correctos y correctas...
(bueno, las ciudadanas, correctas, e incluso incorruptas,
para mí que mejoran bastante cuando son con curvas);
pero como digo estoy deseando imbuirme de los espíritus
guiñadores, llamativos y mutantes, que habitan
en las promesas del neón, a veces tan de non;
de esos espíritus presos, deseosos de escapar de sus escaparates
donde todo, hasta los disparates, se vende cada día más barato...
a que me conquisten y me desbaraten las musas,
esas musas mocosas que pueblan los rincones en penumbra,
sucios de tachones de spray y espolvoreados de azufre
por las mismas madres de los mismos borrachos meones y temblones
que se maldicen unas a otras diciendo: ¡Que polvos más desperdiciados!,
(que pienso lo dirán seguramente porque sepan que el azufre
para lo que tiene su mejor utilidad es para que no se piquen las tomateras...)

Pero bueno, esto sólo son estampas, aunque uréicas, anecdóticas,
de la por otra parte tan saludable y exquisita vida ciudadana...

Confieso que estoy bastante esperanzado en mi suerte,
y para paliar en parte mi paisana compostura,
he tenido la precaución de desprenderme de la gorra de visera
y procuro no circular con la boca abierta ni adoptando
el típico gesto ingenuo de atolondre, que a la legua
casi siempre nos delata a los pueblerinos.
También pongo cuidado de no meter el queso
en las catalinas de perro que siembran las aceras.
(Vean que no pongo caninas por no forzar la rima interna...)
La verdad que, acostumbrado como estoy al tufo del estiércol,
no obstante me agobia tanta profusión ¡y tan pegajosa!;
y de otra parte no es buena postura para la inspiración
la del que deambula continuamente cabizbajo y aprensivo...
(... Aunque no se podría decir tampoco que este cielo tan parcelado
fuera especialmente propicio a singulares trances iluminatorios...)
De todos modos yo sé que éstas son sólo pequeñas contrariedades
de la vida civilizada y conurbana, que se ven compensadas de lleno
con la tranquilidad que dan las ordenanzas municipales
y el estímulo sensible del lubricado mecanismo de la vida vaginal,
¡perdón, quise decir vecinal, que no sé en que estaba yo pensando!...

Así que, aunque siempre me gustó más el arroz con leche,
procuro flanear, ni altivo ni sumiso, con la mirada al frente
y el cogote a cubierto, tal como me enseñó el sargento Berruguete;
con el rabillo del ojo presto a cuanto de inesperado me competa
para evitar en lo posible los peligros inmundos del tráfico mundano.
(nótese de nuevo como evito la rima con butano, con trompeta y con retrete).
Siento que mis poros se abren a una nueva e inefable realidad
mucho más densa y sustanciosa -¡dónde va a parar!-
que la que acostumbro a trasegar en mi poblado;
y noto en las mucosas y en los capilares más recónditos
que este aire cargado de anhídridos y de miradas seductoras y cortantes,
este aire que alimenta los ijares de tanto humano acolmenado,
acabará refinando mi sangre gorda y rústica
tornándola en otra tan etérea y voluble como la gasolina sin plomo;
y qué duda cabe que mi corazón empezará a carburar
mucho mejor de lo que lo hace ahora que arrastra tanto poso agreste.
Sé que se me va a aguzar el ingenio del lobo dormido que llevo dentro
y voy a saber captar la esencia de la verdad que mueve el mundo;
todo dependerá de mi solicitud en atrapar la ocasión
con suaves y certeros zarpazos de lince ciudadano
(¡“ciudadano”!... ¡Oh qué palabra tan digna y tan derecha,
qué hermosa en boca de ministros y consiliarios,
qué palabra, digo, para un poema épico universal!
–sin rima, sin estrofa ni estrambote, ¡faltaría más-!)

Siento que voy a escribir de un momento a otro el peoma... ¡digo el poema!...
de mi vida (me equivoco porque al fin y al cabo se trata de una airosa liberación...)
un poema que venderé a precio de oro viejo a un editor...
a un editor pos ¿como diré?... pos posmoderno.
Ya sabía yo que para no desentonar de la poesía de este siglo flamante y digital,
tenía que cambiar la poesía virtuosa por la poesía virtual,
dejándome atrás el vocabulario mesurado, autocensurado y tonsurado,
tenía que dejarme en el cajón de la cómoda los metros y las rimas que tanto la afean,
ir suelto de manos procurando no metrometerme ni andarme por la ramas...
(Aparte de los pocos árboles disponibles, la policía municipal podría alarmarse
y llevarme al cuartelillo acusándome de “varonía rampante”...
Eso sería una vergüenza para mi familia y me desengloriaría sobremanera);
y yo he venido a la ciudad a engancharme y a mamar en la poesía urbana,
a enamorarme de las farolas ingrávidas y escuetas de los bulevares,
de los parterres de tierra sintética y florcitas delicadas
(¡qué dónde van a parar con los vulgares arriates de geranios de mi pueblo!),
a prendarme del mobiliario urbano animalista... ¡digo minimalista! de diseño
y de las muchachas famélicas de lacias melenas y uñas largas,
de las muchachas de tacón alto y ombligo descubierto y piercingado,
de las muchachas descotadas, descogotadas y desdenmediadas,
de las muchachas de labios prietos recortados en marrón
que tanto glamour rezuman cuando fuman o manejan el móvil último modelo.
(¡Vaya, se me coló la rima interna: la carne, incluso magra, me sigue descentrando!)

Definitivamente estoy que me salgo de fauce,
nunca imaginé que el efecto ciudadano fuese ¡tan rápido, tan intenso...!
En este preciso instante me dirijo al Corte Inglés...
Es más, ya estoy en la misma puerta y puedo oler los “Chaneles” y los “Ohdetés”,
y deleitar mi vista con los expositores repletos de increíbles y ordenados tesoros
y con las sonrisas uniformadas y pletóricas de urbanidad de las empleadas...
Ahora me quedo eclipsado por la inimitable perfección
de un adorno floral de margaritas de un plástico ¡tan real, tan refinado!
que se me agolpa la emoción en los ojos y el gaznate y...
Siento que me voy a romper en versos solemnes de un momento a otro...
¡Ya veréis, ya veréis qué oda floreada voy a publicar dentro de poco...!

...Bueno, estooo,... por si no me saliera tan bordada... ya que estoy aquí
voy a buscarle a mi señora, en la sección de delicatessem,
dos latitas de pimientos del piquillo que me ha encargado:
Los hace con un relleno de chicharrones a las finas hierbas... ¡tan delicado!
Mi señora, ya ella sola de por sí es un amor bucólico,
pero con pimientos en salsa y un poquito de pan moreno...
¡Vamos, que la mismísima Arcadia profusa y rubicunda no tuvo mejor reina...!
Me voy... me voy a por las latas y a picar algo en el “restorán”,
y después a la estación y a picar el billete de vuelta...
(No sé si luego en el pueblo me voy a acordar de tanta poesía y tan fina...
o si tendré que conformarme con la inspiración rural, aunque dispuesta,
que siempre proporcionan los humildes geranios y la flor de sardina.)
En fin, ¡a qué negarlo!... ya ven ustedes que, por más que amague,
por más que me soflame y me encocore cantando sentidas palinodias...
Soy un poeta aldeano y ¡no consigo, no consigo irme a la mano!



miércoles, 27 de marzo de 2013

El disparo


Un te quiero

inesperado

es un arma peligrosa..

 

Todo y más

puede esperarse

si disparas a traición

y mi pecho,

sorprendido

en la “o” de su penumbra,

te entrega abierta su boca

 

Todo y más

puede ocurrir

tras darme el tiro de gracia,

que nazca nueva a la vida

y ni me gire a mirarte

vana y flaca de memoria..,

 

O que muera

en una esquina

agonizando de ti

entre estertores violentos,

con tu pólvora de amor

calcinando mis entrañas..

y con tu nombre

innombrable

marcando alegre su chotis

en el vaivén de mis labios..

 

Ese nombre que yo sé

que le pondrán a la calle

de aquella esquina en cuestión

cuando yo ya me haya ido..

con otro cartel que diga:

 

" Por éste cayó aquí herido

y murió sin vuelta atrás

para gloria de si mismo,

un día tal..de tal y cual..

el mal de amor en persona”

lunes, 25 de marzo de 2013

Mi primera soleá ( JA Azpeitia)


MIS PRIMERAS SOLEARES…

 

Me llega tu cante amargo…

En los pliegues de mi alma

no tengo nada guardao…

 

que destiña mi querer

pa ese ser tan especial

al que  llamo mi mujer…

 

Se me clava en lo más hondo,

no son palabras que duelan,

solo remueven mi fondo.

 

Porque trajino esa historia

de otros labios que besaron

y  abrazaron tu memoria.

 

Manos perdías de un hombre

que dibujaron tu pelo

y se aprendieron tu nombre…

 

En ese cuerpo de mimbres

se han apagado las sombras

no hay recuerdos pa sentires…

 

Hoy nos crece sin saberlo

un sentimiento que canta…

un amor que no es deseo,

 

 la fuerza que nos desnuda

a los dos sin miramientos…

Un amor que nos inunda,

 

que no está envuelto en mentira,

porque tiene sus raíces

en la soleá  que inspira

 

estos versos apretaos

de a ocho pa los que entienden…

pa los demás… van sobraos…
 

 JA Azpeitia

sábado, 23 de marzo de 2013

Bagatela del imposible

Hay ángulos imposibles en el amor,
tiempos imposibles,
miradas imposibles
en un cielo imposible,
cuántos rincones imposibles de ver,
trasladarnos en el tiempo,
ir y regresar del más allá,
tantas palabras imposibles de escribir,
tantos libros imposibles de leer...

cuánto imposible.

No amarte, otro imposible.

jueves, 21 de marzo de 2013

A SOLAS CON MI YO


                                                
El día llegó…
¡Cuánto he ansiado este momento!
Abrazarte, sentirte cerca
y que mi mente sea como el alba
que estalla en un abrazo de luz.
Allí quedé sola,
con mi mente y mi yo.

También llego la aurora,
lentamente fue cayendo
como caen  los pétalos de una flor
que para ti guardaba…
En mis manos se marchitó.
Fue cuando comprendí
que eras un espejismo
al que no llegaba mi amor.

Entonces mis versos
quedaron rotos de celos
y sin aroma…
No preguntes cómo pasó,
porque ya no importa
el cómo, ni el dónde…

Ya sólo quedan lágrimas
que mi alma derramó.

          María Sánchez

martes, 19 de marzo de 2013

De un tiempo a esta parte



De un tiempo a esta parte

cuando bordeo las gentes,

las rutinas, los instantes…

siento clavarse dentro

el diente de fuego amargo

de ese instinto avariento

por conservarme

que en realidad

me pierde

..y no soy yo

lo que prosigue,

lo que conquista el futuro

alegando cegueras parciales.


Me fragmento…

 Me fragmento avanzando…


Me fragmento..

y así evito

que un mañana vengativo

devore cruda a mi niña,

a la niña que fui un día

y que en parte

sigo siendo.


Tengo miedo

¿ A qué negarlo?

¿A qué negarme este miedo

que me tengo como a nadie?


Me ha encontrado un sol sin sombras…

Me perseguía hace tiempo

y no hay árbol que cobije

la esperanza del engaño


Las heridas no perdonan,

aunque yo haya perdonado..

¡Siguen bramando en su hilo!

..y el espejo no se digna

a devolverme mi rostro

mientras luzca cicatrices

que aún exigen disculpas


¡Como quisiera creer!

Encontrar otro arsenal

de mentiras aún creíbles

y seguir diciendo

“ Creo”

Como quisiera latir

con una sangre distinta..

recién parida por Dios

para dar vida a mi cuerpo


Como quisiera pensar

con ideas encaladas

en mente virgen y limpia


Como quisiera mirar

¡como si no hubiera visto!


Amaya Martín


domingo, 17 de marzo de 2013

Andalucía está presa( JA Azpeitia)

ANDALUCIA ESTÁ PRESA…

Andalucía esta presa…
¿Quien se atrevió a condenarla
a ponerla entre cadenas,
para después humillarla?...

Malditos los que lo han hecho,
lo han hecho sin miramientos…

¡Tenemos que redimirla!...

Te lo digo mujer brava…
Entre todos…tú eres alma,
andaluza de honda estirpe,
eres garganta que llora,
la voz que se te desgarra,
de callar... no decir nada...
de mantener en silencio
las penas que nos embargan.

Llevas tu tierra en lo hondo,
dentro de tus entrañas.

Te arrancas fuerte sin miedo...
para cantar las cuarenta...
hasta al lucero del alba...

Es hora de hablar en serio ,
de sacudir ese yugo
que te deja sin aliento…
Esa bota… miserable
del señor de tus haciendas
de tu tierra, tu trabajo…
que te aprieta los ijares …
hasta el dolor contenido
en el grito de tu cante…

Inmenso dolor de siglos,
con espuelas de desprecio,
la fusta apuntando al cielo
para el que quiera entenderlo..

Mi valiente jienense....
mi valiente cordobesa...
por tus venas corre sangre...
sangre española....caliente...
Quiero beberla en tu cuerpo...
quiero ahogarme entre tus versos
ser como tú… tan honesta,
salir a los cuatro vientos
para que el mundo se entere
de lo que aquí está ocurriendo…

Tu hidalguía de española
es el gesto que te adorna,
es la flor que siempre llevas
en el centro de tu pecho…
 
JA Azpeitia

viernes, 15 de marzo de 2013

Te Amo.(eremoll)

eremoll



" Te Amo "


Te amo! 
sin preguntas,ni respuestas 
en nuestros silencios, 
que se buscan y se aman 
en los secretos 
de las voces calladas 
que a gritos mudos 
abrazan nuestra felicidad 
en una sonrisa que roza la eternidad. 

Te amo! 
siempre lo supe, 
siempre te soñé, 
siempre te busqué 
y  ahora por fin te encontré. 
Es tan inmenso y a la vez tan corto 
decirte te amo, 
que todo es un comienzo 
donde empiezas tu 
y me das vida y luz 
allá donde viven mis sueños su libertad 
besando la felicidad, 
como un abrazo puro lleno de sentidos 
libres como el calor y el frio, 
o como esa guitarra dormida en la noche 
que el viento toca y adormece con acordes 
en su libertad. 

Te amo tanto,que una lagrima tuya 
me mata, 
pues tus sentimientos 
son la belleza de  los míos 
en este amor 
donde el cielo son mis ojos 
desde que te amo 
y tu alma la flor que alimenta mis versos, 
cada lagrima tuya es un pétalo 
que al caer desgrana un latido de mi corazón, 
desnudándome de palabras y desarmando 
al poeta que llevo dentro. 

Nuestro amor es como un niño 
que va creciendo 
cada día mas y todo lo aprende, 
todo lo siente, 
todo le duele, 
todo lo sueña y lo vive a la vez. 
Cuando nos amamos ,los sueños 
se hacen día y salen a pasear en nuestros ojos, 
quizás sea un milagro 
o casualidad que el cielo 
llore cuando no estas conmigo, 
pero no hay mas verdad,que la felicidad, 
es eso que hacemos juntos realidad. 

Eres la niña que duerme los sueños 
en la vida de mis ojos, 
y cuando te escribo,se me va el corazón a las manos, 
mis labios se besan con suspiros 
y mi voz se desangra 
en la voz que te recita mi alma. 
Si supieras como he llorado 
en mi cielo 
millones de poemas esperándote, 
que mi alma es el fruto que mi madre 
maduro para ti, 
con el deseo de que un día me hicieras tan feliz, 
dándole cuerda a mi dormido corazón, 
con tanta pasión 
que no se como he podido vivir 
sin ti, 
te necesito mas, 
que la sangre que me da la vida, 
creo que nunca he estado tan cerca del cielo, 
como cuando estoy contigo. 
Nunca  dejare que amanezcan mañanas 
frías en tu vida. 

A veces aun sueño que sueño, 
que nuestro amor es un sueño 
que hacemos realidad 
cada día 
hasta que despertemos 
juntos, 
como dos sueños que se aman 
y en una única mirada se encuentran 
y empiezo a llorar 
y soy como una lagrima 
perdida 
que encontró su ojo 
donde ser feliz dando brillo a tus ojos. 

Contigo veo las estrellas 
en el día, 
es tan pleno saber que me amas, 
como si todo lo que sueñas 
se hace vida y me abraza, 
como un regalo que tendremos 
que abrir todos los días, 
por que cada día aun teniéndonos 
nos hacemos mas falta, 
pues todo es un único sentimiento 
que me dice que te amare mas allá de la vida, 
allí donde los sueños sean vida, 
allá donde tu paraiso 
sea por siempre la eternidad de mi amor.

     

        eremoll    Eremoll

miércoles, 13 de marzo de 2013

La hoguera


 
Un día,

tú y yo podremos avanzar sin espalda.

No necesitaremos del giro

No será preciso comprobar que dejamos atrás otros días

para seguir adelante


Ese día,

no existirá el pegamento para los labios,

ni las gafas oscuras para los rayos ultravioletas de la verdad

que tanto molestan


Reducidos a polvo todos los muros

quemaremos en la hoguera de lo absurdo nuestras ropas.

La desnudez será signo inequívoco de autenticidad y limpieza.

La piel no será frontera sino puerta abierta,

y los ojos más que ojos serán lenguas

que en las miradas se enlacen y se digan todo


Claro ante todos

que somos un todo indisoluble de partes todas necesarias

desterraremos para siempre la necesidad de crear propiedades,

de establecer vínculos que vayan más allá

de lo que dicta la naturaleza


..y en nuestra libertad,

en nuestro no ser dueños más que del aire

y de nosotros mismos y lo que nos une

cavaremos hondo en la tierra

hondo, muy hondo..

hasta alcanzar su centro


Podremos enterrar entonces y fundir por completo

en su magma todos los desencuentros

que fue creando el hombre enfermo de egoísmo

a través de los siglos



Después,

cuando se extinga el humo de nuestra hoguera

y no nos quede más que un seco hollín

como laurel de victoria sobre las frentes



Tú y yo...

seguiremos adelante,

como teníamos previsto,

sintiendo que no hay espalda

ni necesidad alguna

de girar la cabeza





Amaya Martín

lunes, 11 de marzo de 2013

Nadie como tú ( JA Azpeitia)

Nadie como tú… tan grande
para mirarme en tus ojos
limpios de miel y de menta,
para entender qué me dices,
cuando me aprietas las manos,
mirándonos frente a frente…

Para saber lo que sueñas
en las tardes de llovizna
de ese Jaén verde oliva,
que se arrisca, que se abraza
a sus montañas altivas.

Nadie como tú… tan grande,
para reír con tu risa,
para romperme las penas,
para quebrar las esquinas,
de mis raros sortilegios…
cuando quemaba el amor
en el altar de la vida.



Nadie como tú… tan grande,
para perderme en tu talle,
en tu cuerpo de misterios,
para perderme en tus calles…
veredas que azota el viento,
de esa vieja Andalucía,
guitarra que canta a España
en duendes de madrugadas
heladas de serranías…
en embrujos de tus besos
que me alimentan el alma…

No hay nada que nos detenga,
tus noches no tienen día ….
 
JA Azpeitia