¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre..
¿pero dónde los hombres?

..con ojos de hombre miran,
¿pero dónde los hombres?

..con pecho de hombre sienten,
¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan
parece que están sólos...

Miran, y cuando miran
parece que están sólos...

Sienten,..y cuando sienten
¡parecen que están solos!..

¿Es que ya Andalucía
..se ha quedado sin nadie?

¿Es que acaso en los montes andaluces
..no hay nadie?

¿Es que en los mares y campos andaluces..
no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quien mire al corazón sin muros del poeta?

¡Tantas cosas han muerto..

que no hay más que el poeta!

¡Cantad alto!
..Oiréis que oyen otros oidos.

¡Mirad alto!
Veréis que miran otros ojos...

¡Latid alto!
..Sabréis que palpita otra sangre...

No es más hondo el poeta..
en su oscuro subsuelo, encerrado...
Su canto asciende a más profundo
cuando , abierto en el aire..,
ya es de todos los hombres...

Rafael Alberti

Tercer Encuentro

lunes, 13 de octubre de 2014

CLOSED

Cerrado en las acequias,
en los contornos, en los sigilos.
Cerrado inutilmente en las persianas.
Cerrando las piernas a la violación
de instigar tu nombre 
en el ápice de un crematorio,
 sin venas en la sangre.
Cerrando por deshaucio.
Por interés, por monotonía,
por deberte más de cien palabras
 que saben botijo añejo,
a diario loco y prófugo de descaro.
Cerrando la vid.
El tinto no me seduce.
La locura es un angel en el filo de la mañana.
Luego, los mediodías saben a cosecha de noviembre,
y pasa la mal acentuada hora. La fatídica, la incomprensible.
No existe. Lo sabemos aun cuando creemos que pasará de largo.


domingo, 12 de octubre de 2014

Para siempre de eremoll.♥ .


" Para siempre "


Escucho tu respiración
conmigo,
en esta habitación
que coge toda en mi pecho,
haciendo que desnude mis miedos
con el aliento que tanto anhelo
de tu boca en mis labios,
abrazando
todos nuestros recuerdos
como hojas de mi diario
que alcanzo y acaricio
lentamente,
con las yemas de mis dedos suavemente,
por si solo
es un sueño
que no se despierte,
y así acariciarte amándote,
con la eternidad de un suspiro
fundido en el viento,
que descansa en tu piel
de canela y miel,
Mientras cierro mis ojos
y lentamente acerco mis manos
sedientas de saber el sabor de tu respuesta
a mi alma, que se desangra
para ser solo parte de tu corazón,
dando libertad a la pasión
de mis ojos,
deshojando mis enojos
sin sentido,
para darle sentido a todo lo sentido,
en la calidez de la paz
de tu mirada,
y tenerte aun mas que a mi lado...
...Viva por siempre en mi cuerpo,
enredando tus cabellos
como besos despiertos
entre mis dedos,
que te escriben
libremente
cuanto te quiero,
en esta habitación
empapada
de sueños abrazados a mi almohada,
con la luz de la luna
iluminada,
con el sol que se despierta
besando nuestros ojos
abiertos
de par en par
a la vida que nos llama
para vivirla ahora,
tu conmigo y yo contigo
sin espacio ni tiempo
que sujete un sentimiento,
que ya es por siempre
y para siempre,
parte de nosotros
mismos.

          
eremoll
   



" Quiero abrazarte
con la eternidad de un suspiro,
fundiéndome
con el viento
que abraza tu cuerpo.”



viernes, 30 de mayo de 2014

LA LUZ DESPIERTA AL AIRE



La luz  despierta al aire ,
 un claro eco en la botella,
de   suerte y alma  donaire,
 y acepte mentir  aquella. 

 Podría nacer los mares,
la niebla, tejados rotos;
las voces en los pinares,
y los claveles devotos.

¿ Dónde dormir? la cornisa
es tan  docil  y vacía,
tan dulce como  la brisa,
el aroma aborrecía.

No deja abrir, y remata
 espacios, en el somier,
con una mano, abarata
 ventanales  al ujier.






(  Amanecer Claude Monet)

martes, 27 de mayo de 2014


BAHÍA
  Se refleja en el cristal de la bahía 

 cada noche al encender los candelabros 
 unos tonos bronce y oro en la caída
de los rayos que da el sol por los tejados; 

tiene el mágico misterio de la noche 

 ese oscuro de los puertos con sus barcos, 
 y las luces que reflejan de colores
el sereno anochecer de los ocasos.


 Hay momentos que en la paz de su armonía
el silencio se hace dueño del letargo
más de nuevo, los sonidos traen la vida
de animales en su entorno, cautivando;
y se alzan en el aire como siempre
avecillas que sus alas desplegaron,
cuando llega nuevamente por el Este
otro día, y con el… otro milagro.

Ángeles Asensio

lunes, 19 de mayo de 2014

HIATO

Me duermo encima del pecado.
Me está provocando un surtidor de fieles al sol.
Como esas calaveras arañando las enaguas.
El pensamiento se maquilla con estaño,
y el viento asienta el coral que se desliza.
Si pudiera cambiar todo por un segundo
de agujerear la tela de araña.
Se me cierran los ojos en el candil
de un uniforme en las patas de la mesa camilla,
de tu yo subordinado.