¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre..
¿pero dónde los hombres?

..con ojos de hombre miran,
¿pero dónde los hombres?

..con pecho de hombre sienten,
¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan
parece que están sólos...

Miran, y cuando miran
parece que están sólos...

Sienten,..y cuando sienten
¡parecen que están solos!..

¿Es que ya Andalucía
..se ha quedado sin nadie?

¿Es que acaso en los montes andaluces
..no hay nadie?

¿Es que en los mares y campos andaluces..
no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quien mire al corazón sin muros del poeta?

¡Tantas cosas han muerto..

que no hay más que el poeta!

¡Cantad alto!
..Oiréis que oyen otros oidos.

¡Mirad alto!
Veréis que miran otros ojos...

¡Latid alto!
..Sabréis que palpita otra sangre...

No es más hondo el poeta..
en su oscuro subsuelo, encerrado...
Su canto asciende a más profundo
cuando , abierto en el aire..,
ya es de todos los hombres...

Rafael Alberti

Tercer Encuentro

domingo, 13 de junio de 2010

"Aceituneros" ( Miguel Hernandez)



Andaluces de Jaén..!
aceituneros altivos,
decidme en el alma: ¿quién?
quién levantó los olivos?

No los levantó la nada,
ni el dinero, ni el señor,
sino la tierra callada,
el trabajo y el sudor.

Unidos al agua pura
y a los planetas unidos,
los tres dieron la hermosura
de los troncos retorcidos.

Levántate, olivo cano,
dijeron al pie del viento.
Y el olivo alzó una mano
poderosa de cimiento.

Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
decidme en el alma: ¿quién
amamantó los olivos?

Vuestra sangre, vuestra vida,
no la del explotador
que se enriqueció en la herida
generosa del sudor.

No la del terrateniente
que os sepultó en la pobreza,
que os pisoteó la frente,
que os redujo la cabeza.

Árboles que vuestro afán
consagró al centro del día
eran principio de un pan
que sólo el otro comía.

¡Cuántos siglos de aceituna,
los pies y las manos presos,
sol a sol y luna a luna,
pesan sobre vuestros huesos!

Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
pregunta mi alma: ¿de quién,
de quién son estos olivos?

Jaén, levántate brava
sobre tus piedras lunares,
no vayas a ser esclava
con todos tus olivares.

Dentro de la claridad
del aceite y sus aromas,
indican tu libertad
la libertad de tus lomas.



Miguel Hernandez (Orihuela, 1910 - Alicante, 1942)


Poeta español. Adscrito a la Generación del 27, destacó por la hondura y autenticidad de sus versos, reflejo de su compromiso social y político.

Nacido en el seno de una familia humilde y criado en el ambiente campesino de Orihuela, de niño fue pastor de cabras y no tuvo acceso más que a estudios muy elementales, por lo que su formación fue autodidacta.

Su interés por la literatura lo llevó a profundizar en la obra de algunos clásicos, como Garcilaso de la Vega o Luis de Góngora, que posteriormente tuvieron una marcada influencia en sus versos, especialmente en los de su etapa juvenil. También conoció la producción de autores como Rubén Darío o Antonio Machado. Participó en las tertulias literarias locales organizadas por su amigo Ramón Sijé, encuentros en los que se relacionó con la que luego fue su esposa e inspiradora de muchos de sus poemas, Josefina Manresa.

Con veinticuatro años viajó a Madrid y conoció a Vicente Aleixandre y a Pablo Neruda; con este último fundó la revista Caballo Verde para la Poesía. Las ideas marxistas del poeta chileno tuvieron una gran influencia sobre el joven Miguel, que se alejó del catolicismo e inició la evolución ideológica que lo condujo a tomar posiciones de compromiso beligerante durante la Guerra Civil.

Tras el triunfo del Frente Popular colaboró con otros intelectuales en las Misiones Pedagógicas, movimiento de carácter social y cultural. En 1936 se alistó como voluntario en el ejército republicano. Durante la contienda contrajo matrimonio con Josefina Manresa, publicó diversos poemas en las revistas El Mono Azul, Hora de España y Nueva Cultura, y dio numerosos recitales en el frente. El fallecimiento de su primer hijo (1938) y el nacimiento del segundo (1939) se añadieron como motivo inspirador de su obra poética.

Terminada la guerra regresó a Orihuela, donde fue detenido. Condenado a muerte, luego se le conmutó la pena por la de cadena perpetua. Después de pasar por varias prisiones, murió en el penal de Alicante víctima de un proceso tuberculoso: de esta forma se truncó una de las trayectorias más prometedoras de las letras españolas del siglo XX

19 comentarios:

azpeitia dijo...

Belleza del alma que sale a los cuatro vientos y no se puede ocultar...Nadie puede ahogar la verdad que sale de nuestras gargantas, cuando la fuerza rompe fronteras y se derrama como la lluvia sobre la tierra seca sedienta de hombres y mujeres que entregan su vida a un sueño...El de la honestidad profunda consigo mismo y con los demás...Maravillosa la iniciativa de este homenaje...un abrazo desde Zuhaitz-Ondoan de azpeitia

Ana dijo...

Precioso homenaje para un gran poeta.
Un besazo.

Ashia dijo...

Agradezco este homenaje a este gran poeta, tengo que decir que es mi preferido entre otros, pero él siempre será el primero. Humilde y Grande entre los Grandess, tarde empezó a descrubrise su obra.

Sus poemas llegan tan dentro que llora la palabra, cuando Miguél Hernandez, canta una nana, a su hijo entre barrotes le habla.

Gracias, Amaya, un muy fuerte abrazo

Amaya dijo...

Miguel..
Hombre sencillo, poeta congénito, autodidacta..sin más técnicas que las que le marcaban sus latidos..
Sus versos siguen erizando la piel de quien los escucha, en estas tierras olivareras y andaluzas

Un homenaje más que merecido, un "Gracias!" que sale hoy de mi corazón e intenta atravesar la frontera del tiempo..

Allí donde esté..y más aquí que ningún otro sitio..sigue vivo

Carolina dijo...

Que belleza de homenaje que compartes hoy. Una vez estuve en Jaén, y quedé fascinada con sus montañas llenas de olivos. Me he transportado con esta lectura. Una hermosa dedicatoria. Y Me alegro de descubrir a este poeta a través de vuestras letras.

Enhorabuena Amaya por lo que sale del corazón, es lo más sincero y mejor.

Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Justo ayer me pasé un cd de poemas suyos cantados por serrat al Ipod.

Es un bonito homenaje.

Besos Amaya.

Belkis dijo...

Merecido homenaje a un meritorio y pasional poeta que se caracterizó por su generosidad, luminosidad, valentía y la pureza de su corazón. Es un orgullo para cualquier nación contar con alguien con tan alto sentido del valor y del deber y con su talento.
Muy bien de tu parte, hacer honor a quien honor merece.
Un saludo Amaya.

Ananda Nilayán dijo...

Tal vez sea este poema uno de los más conocidos, pero tiene una belleza y una fuerza que cala hondo. Además, tiene vigencia a día de hoy aunque parezca mentira.

Abrazos.

ALMA GITANA dijo...

Poeta del pueblo, poeta de la luz y el asombro, gran poeta entre los poetas. Que bello homenaje y que buen acompañamiento. Un Slide precioso con unas imágenes que lo dicen todo y un compas único. Bello muy bello. Un beso grande

stella dijo...

Grandisimo poeta y bellisimo homenaje Amaya, además lo culminas con esa biografía que nos acerca al hombre que persigue un sueño y lo consigue con creces, nada mas y nada menos que ser poeta y de los grandes
Gracias amiga
Un abrazo
Stella

Olivier Franconetti Benamor dijo...

"Cada vez que paso
bajo tu ventana,
me azota el aroma
que aún flota en tu casa"...amaya...amada!!!

Juanjo Almeda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
casa da poesia dijo...

..."Cada vez que paso
junto al cementerio
me arrastra la fuerza
que aún sopla en tus huesos."...amada...amaya!!!

Marisa dijo...

Un merecido homenaje
a este gran poeta de
Orihuela, comprometido
con su pueblo nos dejó
una gran obra para la
posteridad.

Besos

MarianGardi dijo...

Amaya, el inmortal Miguel Hernandez, bien dices que fue autodidacta, pero luego se formó y aprendió la técnica. En éste poema vemos como estos cuartetos llevan su rima correspondiente y perfecta construcción.
Ahora entre los poetas contemporáneos se ha impuesto la poesía Libre que aporta más movimiento sin estar encorchetada a las rimas asonantes o consonantes.

Estos giros de géneros son necesarios para que la poesía evolucione y no se estanque, es por ello que llegan las vanguardias.
Un abrazo

Leni dijo...

Que decir de un emblema para Andalucía como es este poema?
En el fondo y en la forma.

Para aprender, para admirar...

Besos

Sonia Gluten Free dijo...

Maravilloso !!!

Miguel Hernandez....nuestra propia historia.
un abrazo
sonia

EVA MAGALLANES dijo...

¡Que bellos son los olivos y que sabrosas las aceitunas, que grande es Miguel Hernández, que grandiosa la Madre Tierra que nos brinda sus tesoros y sus dones!
¡Y cuan inconsciente puede el género humano ser, que todas estas maravillas puede dejar de ver, de la naturaleza tanto, tanto tenemos que aprender y agradecer!
Muchos besos!

AnaR dijo...

¡Grande y único!Hasta fué profeta en su tierra y un punto de referencia para quienes escribimos.

Abrazos