¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre..
¿pero dónde los hombres?

..con ojos de hombre miran,
¿pero dónde los hombres?

..con pecho de hombre sienten,
¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan
parece que están sólos...

Miran, y cuando miran
parece que están sólos...

Sienten,..y cuando sienten
¡parecen que están solos!..

¿Es que ya Andalucía
..se ha quedado sin nadie?

¿Es que acaso en los montes andaluces
..no hay nadie?

¿Es que en los mares y campos andaluces..
no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quien mire al corazón sin muros del poeta?

¡Tantas cosas han muerto..

que no hay más que el poeta!

¡Cantad alto!
..Oiréis que oyen otros oidos.

¡Mirad alto!
Veréis que miran otros ojos...

¡Latid alto!
..Sabréis que palpita otra sangre...

No es más hondo el poeta..
en su oscuro subsuelo, encerrado...
Su canto asciende a más profundo
cuando , abierto en el aire..,
ya es de todos los hombres...

Rafael Alberti

Tercer Encuentro

miércoles, 14 de julio de 2010

Romance De Los Siete Pecados Capitales ( Jose Maria Peman)


José María Pemán (Cádiz, 1987 - Cádiz, 1981)
El grande y renombrado poeta español, nació en Cádiz el 8 de mayo de 1897. Doctorado en Leyes y ungido poeta por temprana y decidida vocación, a los veintitrés años ingresa en la Academia Hispanoamericana de Cádiz y a los treinta y siete es académico de la Real Academia de la Lengua, de la que ha sido también director. Orador extraordinario -perduran en América las resonancias de su viaje triunfal, cuando en vastas asambleas levantó la fe en la España eterna, poética y heroica; dramaturgo de éxitos ininterrumpidos - en 1934 su Divino impaciente electrizaba teatros colmados de renovado público-: ensayista, novelista y articulista que en sus artículos mezcla a su ironía de cuño andaluz una comprensión muy humana y universalista; Pemán es, sobre todo y más que todo, un poeta natural, flexible, lírico, de inspiración y temática variadas que busca siempre "la quintaesencia de la realidad".


"Hay que morir sin compañía,
esposa mía y compañera,
tuya es mi vida toda entera,
pero mi muerte es sólo mía"

ROMANCE DE LOS SIETE PECADOS CAPITALES


"Hay que morir sin compañía,
esposa mía y compañera,
tuya es mi vida toda entera,
pero mi muerte es sólo mía"

Tarde abajo, el mayoral
de los siete toros negros
va sorbiéndose en un triste
rojo crepúsculo lento.

Zahones de hipocresía
lleva, y por pica el deseo:
con azahar de inocencia
tienen los estribos hechos.

Los toros con siete lunas
van corneando los vientos:
jazmines de barba espesa
tirando van contra el cielo.

«¿A dónde vas mayoral?»
«A tu corazón los llevo».

Prepara tu mariposa
de seda y luz para el juego,
sácale filo a tu espada
con pedernales de miedo
¡Fina viene de pitones
la luna de un mal deseo!

¡Brava corrida, la tarde
aquella de mi tormento!
y seda morada, en medio.
Yo con la espada y la duda
Contra mí, siete deseos.

Me rozaron en la carne
las siete liras de huesos.
Geranios de sangre fresca
mis alamares prendieron.
Me salpicaron de espuma.
No me llegaron al cuerpo.

Cuando la tarde sorbía,
rojo, el crepúsculo lento,
por los prados, ya sin toros
luz de aurora en el sombrero
sin espuela y sin estribos
llegaba el Mayoral Bueno.
Vendas de seda traía
y aceite de olivos nuevos;
arena fresca en las manos
para enarenar el ruedo.

«¿A dónde vas, mayoral?»
«A tu corazón los llevo».


DERAY

9 comentarios:

silencio dijo...

Interesante poeta para descubrir y un bello romance cargado de sentimiento y un arte sin igual. besos por dar a conocer este genial gaditano.

Airama dijo...

Gran escritor y cómo me gusta esa guitarra que suena!!
Me lleva a mi tierra!!
Besos

Olivier Franconetti Benamor dijo...

...a Roma se va por bulas,
por tabaco a Gibraltar,
por manzanilla a Sanlúcar
y a cádiz se va por sal...

como decia Lorca...Pemán y Pemartín de Jerez...poetaços poetaços...

*Luna dijo...

Una bellisima entrada precioso poema corazon
un beso

stella dijo...

Me enamora la guitarra y me fascina el poema, felicidades
Un abrazo
Stella

Ananda Nilayán dijo...

"Hay que morir sin compañía,
esposa mía y compañera,
tuya es mi vida toda entera,
pero mi muerte es sólo mía"

Palabras sabias y verdaderas que encierran una gran enseñanza de entendimiento, y por soleá, como debe ser.

Saludos.

"dejabugoyoros" dijo...

Me quito el sombrero!....

azpeitia dijo...

Fina poesía de sentimientos cruzados, con ese instinto especial que tienes para recrear las imágenes y hacerlas subir por nuestras venas...Siete es un número mágico lleno de mensaje como siete son los días de la semana...y siete las oportunidades que nos da la muerte, para escapar de ella...¿las hemos contado alguna vez?...Eres poeta por los siete costados...un abrazo de azpeitia

MA dijo...

Precioso y intenso poema ¡¡ Viva estos siete pecados capitales!!
Mi alma de poeta.

Besos de MA para ti amiga,