¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre..
¿pero dónde los hombres?

..con ojos de hombre miran,
¿pero dónde los hombres?

..con pecho de hombre sienten,
¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan
parece que están sólos...

Miran, y cuando miran
parece que están sólos...

Sienten,..y cuando sienten
¡parecen que están solos!..

¿Es que ya Andalucía
..se ha quedado sin nadie?

¿Es que acaso en los montes andaluces
..no hay nadie?

¿Es que en los mares y campos andaluces..
no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quien mire al corazón sin muros del poeta?

¡Tantas cosas han muerto..

que no hay más que el poeta!

¡Cantad alto!
..Oiréis que oyen otros oidos.

¡Mirad alto!
Veréis que miran otros ojos...

¡Latid alto!
..Sabréis que palpita otra sangre...

No es más hondo el poeta..
en su oscuro subsuelo, encerrado...
Su canto asciende a más profundo
cuando , abierto en el aire..,
ya es de todos los hombres...

Rafael Alberti

Tercer Encuentro

lunes, 25 de junio de 2012

Lluvia de amor (eremoll).

"Lluvia de amor"

Déjame tus lagrimas
para beberlas,
y endulzar tus penas
con el brillo de mis ojos
besando el desconsuelo
que duermes en tus adentros
para siempre vivir juntos
y vivos
en el paraíso de nuestro amor.
Déjame que sea tu verso
pues contigo aprendo
a
sentir la poesía
en cada instante,
soñandote,
tan cálida en mi pecho
sereno
que me falta aire,
para decirte
te amo
con este sentir que siento
y besa
que mi alma
es bonita ,por que tu
le das luz.
Déjame tus lagrimas
vivas
que yo prefiero morir
por ti
que mil veces vivir sin ti.
Si,
cuando me dices
que lloras, un latido de mi corazón muere,
aunque su brillo sea feliz
por despertar en mi,
pues yo siento,
que tu me das ,lo que la vida me negó
abrazándome con los latidos
de tu corazón,
si mi amor ,no dejes que caiga
en lagrimas
y te enseñare las nubes
que tu coloreaste
en paraísos,
sabiéndonos
libres en el cielo que nos arropa,
sintiéndonos dos almas
en un solo latido en el mundo,
mientras nuestros
ojos
se pierden
buscándose
en esta ceguera
donde siempre mi aliento escribe
tu nombre.
Tu me has dado una razón para vivir
enseñándome a ser feliz
en el camino de los sueños
donde tu y yo abrazados
nos amamos
y me haces flor en un desierto
y me haces agua dulce en la mar
y me haces viento en tus labios
y sueño en tu despertar.
Eres mi luz en mis noches oscuras,
mi voz despierta
en los versos dormidos
en mi corazón
regados
por la felicidad de tus lagrimas
amadas
besándose con las mías
en la lluvia
de nuestro puro
amor.

Déjame tus lagrimas
para beberlas
floreciendo flores
de primaveras en nuestros
corazones
como latidos de nuestro amor.

eremoll

3 comentarios:

Pedro Luis López Pérez dijo...

Esas lágrimas que juntas se besan en la lluvia de vuestro Amor Puro y son sustento de florecientes Primaveras en dos corazones que bailan con el mismo son...Una Preciosidad de composición, Eremoll.
Un saludo.

Gilberto Cervantes dijo...

Wow! Versos que enamoran al compas de sus letras...Dejame tus lagrimas para beberlas...

Bellisimo poema!!

Un abrazo

eremoll dijo...

Gracias aun me emociona ver que os guste mis poemas mil gracias de todo corazón


Esteban