¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre..
¿pero dónde los hombres?

..con ojos de hombre miran,
¿pero dónde los hombres?

..con pecho de hombre sienten,
¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan
parece que están sólos...

Miran, y cuando miran
parece que están sólos...

Sienten,..y cuando sienten
¡parecen que están solos!..

¿Es que ya Andalucía
..se ha quedado sin nadie?

¿Es que acaso en los montes andaluces
..no hay nadie?

¿Es que en los mares y campos andaluces..
no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quien mire al corazón sin muros del poeta?

¡Tantas cosas han muerto..

que no hay más que el poeta!

¡Cantad alto!
..Oiréis que oyen otros oidos.

¡Mirad alto!
Veréis que miran otros ojos...

¡Latid alto!
..Sabréis que palpita otra sangre...

No es más hondo el poeta..
en su oscuro subsuelo, encerrado...
Su canto asciende a más profundo
cuando , abierto en el aire..,
ya es de todos los hombres...

Rafael Alberti

Tercer Encuentro

lunes, 20 de mayo de 2013

DÉCIMAS POR LA MUERTE DE UN CORDERILLO


             I
 Alegremente balaba
 y brincaba, alegremente,
 sin sospechar que la muerte
 a dos pasos le esperaba.
 Ni el cuchillo le acechaba,
ni tampoco el lobo hambriento;
 que un accidente siniestro
 le puso fin a su vida,
 dejándome por herida
 esta congoja que siento.
              I I
 Un sentimiento de culpa
 me invade, sin ser culpable,
 de la muerte irremediable
  que me obsesiona y ocupa,
 me apesadumbra, me aúpa
 hasta el lugar del suceso;
 y aunque hago gran esfuerzo
 por sacarlo de mi mente,
 siempre vuelve a estar presente
 cuando menos me lo pienso.
               III
  Este incidente, aunque escuece,
  no tiene comparación
  con la desaparición
  de tantísimas especies.
  La muerte, por más que pese
  no nos vuelve más humanos;
  seguimos siendo gusanos
  que disfrutan devorando
   los muertos que van dejando
   las hambrunas y tiranos.

       Benito Gallardo Martín
 

2 comentarios:

Azpeitia Aleph dijo...

Sí Benito, desgraciadamente el mundo crece de forma exponencial...cada día somos más bocas a comer y disfrutar de todo lo que nos rodea, y no nos damos cuenta, que esto se acaba, de la misma forma con que acabamos con millones de seres vivos que nos rodean...Sabia reflexión la tuya que reaviva nuestras conciencias, ante algo que nos va a costar a la larga nuestra propia vida...enhorabuena por tus acertados versos...un abrazo de azpeitia

"dejabugoyoros" dijo...

me gustan tus espinelas..