¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre..
¿pero dónde los hombres?

..con ojos de hombre miran,
¿pero dónde los hombres?

..con pecho de hombre sienten,
¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan
parece que están sólos...

Miran, y cuando miran
parece que están sólos...

Sienten,..y cuando sienten
¡parecen que están solos!..

¿Es que ya Andalucía
..se ha quedado sin nadie?

¿Es que acaso en los montes andaluces
..no hay nadie?

¿Es que en los mares y campos andaluces..
no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quien mire al corazón sin muros del poeta?

¡Tantas cosas han muerto..

que no hay más que el poeta!

¡Cantad alto!
..Oiréis que oyen otros oidos.

¡Mirad alto!
Veréis que miran otros ojos...

¡Latid alto!
..Sabréis que palpita otra sangre...

No es más hondo el poeta..
en su oscuro subsuelo, encerrado...
Su canto asciende a más profundo
cuando , abierto en el aire..,
ya es de todos los hombres...

Rafael Alberti

Tercer Encuentro

jueves, 30 de mayo de 2013

EN TU CUERPO ME PIERDO






EN TU CUERPO ME PIERDO

En tu cuerpo, a diario, me pierdo
como el sol en las olas del aire.
La música ancestral de los violines de tu boca

tiñe de dulzura mis horas de soledad.

Es preciso acallar los lamentos de la noche

y dar vuelos a los íntimos deseos de ser estrella

en ese firmamento de nostalgias y añoranzas

para no ser desvarío de los tulipanes del destierro.

He descubierto las mariposas de tus ojos

danzando alrededor de tus pestañas.

Quiero pintar un universo de flores

que nunca desdibuje los luceros de tu frente

en ese cielo azulado de tus pupilas que nunca

da cobijo a la tristeza.

Alcánzame la luna de tus sueños

y yo beberé el dulce néctar del amor

que nace en las comisuras de tus labios.

Desnúdame de tibiezas y de fobias

en el espacio ambarino de tu piel,

soleado bosque en llamas, que arde,

blandiendo el estandarte del deseo.

Deslíe el impudor de tus caderas,

la amable redondez de todos tus anhelos,

allí donde germinan los olivos de mis sueños.

La verde aceituna de mis penas,

rodeada de amapolas y de lirios,

florecerá en primavera igual que una rosa,

como unos labios carnosos, pintados en sangre y fuego

que pronuncian un cadencioso: Te quiero.

La noche de tu presencia borda poemas en mi alma,

moldea encandilados versos de amor y

románticas canciones de melancolía,

que arrullan el dolor de mis entrañas.

Inventa un jardín de caléndulas

donde no habite el olvido de los jazmines

para querernos despacio, para amarnos

cerca de ese mar de gaviotas y esperanzas

que lustra, con luciérnagas y lunas acaramelada,

la hermosa noche de nuestro amor.

Así aprenderemos que la distancia, algunas veces,

puede transformarse en cercanía

para hacer germinar los sueños y las ilusiones.

Y que la felicidad, como la misma vida,
puede caber en el cuenco de la mano
y se puede disolver en las yemas de los dedos,

como la niebla en el viento.
En tu cuerpo, a diario, me pierdo
como el sol en los valles del alba.



Poema seleccionado como finalista en el
VIII CERTAMEN DE CARTAS Y POEMAS DE AMOR RUMAYQUIYA
Por la Asociación Artístico-Literaria Itimad de Sevilla. Ha sido publicado en el libro" INTIMAMENTE TUY@"
Sevilla 14 de febrero de 2013 (Día de los Enamorados)



3 comentarios:

Salvochea dijo...

Hermosos versos, delicado poema.

Precioso.


Saludos desde El Bierzo

Carmen Aguirre dijo...

Maravilloso poema de amor.
Me ha encantado mi Encarna.
Abrazos
Carmen

Encarna Gomez Valenzuela dijo...

Qué satisfacción se experimenta cuando a alguien le gusta lo que haces. Gracias queridos amigos poetas. Os espero en mi blog. Dejazme un comentario o haceros seguidores para que os tenga en mi casa y en mi corazón. A algunas ya las tengo. Besos.
http://trabajosdeencarna.blogspot.com