¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre..
¿pero dónde los hombres?

..con ojos de hombre miran,
¿pero dónde los hombres?

..con pecho de hombre sienten,
¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan
parece que están sólos...

Miran, y cuando miran
parece que están sólos...

Sienten,..y cuando sienten
¡parecen que están solos!..

¿Es que ya Andalucía
..se ha quedado sin nadie?

¿Es que acaso en los montes andaluces
..no hay nadie?

¿Es que en los mares y campos andaluces..
no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quien mire al corazón sin muros del poeta?

¡Tantas cosas han muerto..

que no hay más que el poeta!

¡Cantad alto!
..Oiréis que oyen otros oidos.

¡Mirad alto!
Veréis que miran otros ojos...

¡Latid alto!
..Sabréis que palpita otra sangre...

No es más hondo el poeta..
en su oscuro subsuelo, encerrado...
Su canto asciende a más profundo
cuando , abierto en el aire..,
ya es de todos los hombres...

Rafael Alberti

Tercer Encuentro

sábado, 1 de junio de 2013

...VIVO...

Hoy no tengo el ánimo para caridades…
Hoy no saciaré el hambre del pobre,
ni la sed de los bebedores sin arte…
No quiero saber sí llevan los bolsillos vacíos,
los que mendigan brillo y luces,
en  los mostradores del mercado de los elegantes…
No daré luz a las sombras que muertas yacen…
Sí se dejaron caer..!allá ellas en sus percances!
Sí no supieron buscar soles rutilantes
¿Por qué ahora he de encender el cielo
para salvarlas de la noche más penetrante?
Me ronda la avaricia,… la codicia… el egoísmo,
el querer todo para uno mismo
el no compartir ni siquiera la mirada
con los mendigos de mi vida amurallada,
el no compartir con esta atmósfera
de guerra sucia y metralla…el aire viciado  que respiro
 cuando alrededor miro  y no te tengo en mi camino…
cuando me amanece en mi cama el vacío,
devorando el hueco aún caliente que dejó tu cuerpo
antes de que amanezca este día fatigado
que ya amanece vencido por el cansancio y el hastío…
Hambre y sed de ti…hambre y sed que nada sacia,
ni siquiera la esperanza de saber que otra vez
al abrigo de tu boca en mi boca… vivo…
.
Elizabetta Puig®

4 comentarios:

Alberto Cubeiro dijo...

ni siquiera la esperanza de saber que otra vez
al abrigo de tu boca en mi boca… vivo…

Precioso el poema y sublime final.

Azpeitia Aleph dijo...

Cuando uno siente la tentación de dar patadas a las piedras del camino, a no sentir piedad por nada de lo que le rodea...el convertirlo en una bella poesía todo ese sentimiento, produce un especial alivio...enhorabuena por el poema desde azpeitia

Galatea Santos dijo...

Mil gracias Alberto por pasar a leerme y por tus apreciaciones...
Un placer y un honor...
Mis saludos..

Galatea Santos dijo...

Estimado Azpeitia Aleph...cuando coincidamos (que alguna vez tendrá que volver a ser) recuérdame que te cuente el origen de este escrito...
Mil gracias por tu presencia y tus palabras...
Un honor y un placer siempre...
Besos para tí y Amaya....