¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre..
¿pero dónde los hombres?

..con ojos de hombre miran,
¿pero dónde los hombres?

..con pecho de hombre sienten,
¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan
parece que están sólos...

Miran, y cuando miran
parece que están sólos...

Sienten,..y cuando sienten
¡parecen que están solos!..

¿Es que ya Andalucía
..se ha quedado sin nadie?

¿Es que acaso en los montes andaluces
..no hay nadie?

¿Es que en los mares y campos andaluces..
no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quien mire al corazón sin muros del poeta?

¡Tantas cosas han muerto..

que no hay más que el poeta!

¡Cantad alto!
..Oiréis que oyen otros oidos.

¡Mirad alto!
Veréis que miran otros ojos...

¡Latid alto!
..Sabréis que palpita otra sangre...

No es más hondo el poeta..
en su oscuro subsuelo, encerrado...
Su canto asciende a más profundo
cuando , abierto en el aire..,
ya es de todos los hombres...

Rafael Alberti

Tercer Encuentro

lunes, 8 de noviembre de 2010

Preocupaciones gramaticales


Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¡Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!
Pedro Salinas
Preocupaciones gramaticales
     Caminas entre verbos transitivos hacia ninguna parte,
vas con prisas perdiendo en el metro
complementos predicativos de última hora.
Arrugas el ceño ante las oraciones subordinadas
que se obstinan en perseguirte entre torrentes de conjunciones,
suspiras entre sinónimos e hiperónimos.

Te viertes en adverbios lentamente
o miras con mirada fugaz de preposición.
Revelas hermosos sintagmas adjetivales
con tu presencia y lamentas la incoherencia textual
de tu presente.

Acumulas sustantivos que quieren nombrarlo todo,
incluso lo que no debería tener nombre.
Arrojas sin parar, como cigarrillos consumidos,
los infinitivos, los gerundios y los tiempos compuestos,
y en un momento de tranquilidad
adoptas postura de participio.

Yo espero el momento exacto del subjuntivo
en que tengas tiempo para nosotros,
pero no el tiempo de las gramáticas,
sino el tiempo real de las caricias
que forjara o forjarse,
más allá de la niebla de la sintaxis,
la jaula de piel que nos encerrara.

Ignoremos la gramática para vivir,
por siempre, en los pronombres.

© Francisco Vargas. 17.3.10

5 comentarios:

stella dijo...

¡¡Me encanto la originalidad de tus versos!! te felicito
Un abrazo
Stella

IV encuentro de poesía en Red dijo...

IV Encuentro de poesía en Red en Granada.
Te esperamos
Ayuda a difundirlo

http://ivencuentrodepoesiaenred.blogspot.com/

ALMA GITANA dijo...

Una belleza sin duda, la forma tan original con la que has escrito tus versos los hace más bellos, aunque ya en si lo son. Me alegra haber regresado a esta casa, mi casa de letras andaluzas. Un beso grande

Amaya dijo...

Qué emocionante viaje por el lenguaje hemos hecho de tu mano, que es la mano de Francisco Vargas, poeta almeriense como tú. Ventanas de verbos y adjetivos muestran a la poesia en todo el esplendor de su paisaje.
Genuino el poema,bellamente construido

Besos y un fuerte abrazo, Virginia, y gracias por este regalo de letras tejido con amor para las letras

Ananda Nilayán dijo...

Iyo, qué bueno!!!
Original, sin duda.
Mejor vivir en los pronombres que en los puntos suspensivos con un pasado-presente-futuro imperfecto.

Abrazos (gracias por ponerme una sonrisa en este día torcido)