¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre..
¿pero dónde los hombres?

..con ojos de hombre miran,
¿pero dónde los hombres?

..con pecho de hombre sienten,
¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan
parece que están sólos...

Miran, y cuando miran
parece que están sólos...

Sienten,..y cuando sienten
¡parecen que están solos!..

¿Es que ya Andalucía
..se ha quedado sin nadie?

¿Es que acaso en los montes andaluces
..no hay nadie?

¿Es que en los mares y campos andaluces..
no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quien mire al corazón sin muros del poeta?

¡Tantas cosas han muerto..

que no hay más que el poeta!

¡Cantad alto!
..Oiréis que oyen otros oidos.

¡Mirad alto!
Veréis que miran otros ojos...

¡Latid alto!
..Sabréis que palpita otra sangre...

No es más hondo el poeta..
en su oscuro subsuelo, encerrado...
Su canto asciende a más profundo
cuando , abierto en el aire..,
ya es de todos los hombres...

Rafael Alberti

Tercer Encuentro

martes, 4 de septiembre de 2012

Las horas perdidas


 Decidme,
¿dónde reposan las horas perdidas?
¿Acaso en el sombrío bostezo
que con desgana sostengo,
o mueren inexorables  
entre melancólicos recuerdos?
He visto pasar el tiempo
congelado entre latidos
y he visto cómo se ha ido
sin apenas ser percibido.
Mas cuando sueño risueña
al cobijo de tu recuerdo,
esas horas no reposan
pues inexistentes se tornan
y entre sensaciones se gozan.
Porque,
¿quién no tiene sus horas perdidas
entre brazos de amapolas
y rumores de caracolas?



4 comentarios:

Delion La Barge dijo...

Me gusta el lirismo que le imprimes a este poema evocador del que observa el pasar del tiempo.

Como siempre es un placer leer tus versos.

Besos

Pedro Luis López Pérez dijo...

Esas horas perdidas, que son ganadas al placer de las sensaciones cotidianas que imprimen belleza a nuestros deseos. Esas horas perdidas que, a veces, son lamentos y añoranzas sin paradero.
Bellísimo, como siempre, Verónica C.
Un abrazo.

Marina dijo...

¡Ay que bonito! LO corto que se hace cuando disfrutas y lo lento que pasa a veces, pero lo has escrito con tanto encanto que me pareció un segundito.
Bello.

Verónica C. dijo...

Delion: gracias mi querido amigo, me alegra que te guste.

Pedro Luis: las horas perdidas y sus misterios.
Gracias por tu fidelidad :)

Marina: me alegra que te guste y me alegra verte.

Abrazos!!!