¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre..
¿pero dónde los hombres?

..con ojos de hombre miran,
¿pero dónde los hombres?

..con pecho de hombre sienten,
¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan
parece que están sólos...

Miran, y cuando miran
parece que están sólos...

Sienten,..y cuando sienten
¡parecen que están solos!..

¿Es que ya Andalucía
..se ha quedado sin nadie?

¿Es que acaso en los montes andaluces
..no hay nadie?

¿Es que en los mares y campos andaluces..
no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quien mire al corazón sin muros del poeta?

¡Tantas cosas han muerto..

que no hay más que el poeta!

¡Cantad alto!
..Oiréis que oyen otros oidos.

¡Mirad alto!
Veréis que miran otros ojos...

¡Latid alto!
..Sabréis que palpita otra sangre...

No es más hondo el poeta..
en su oscuro subsuelo, encerrado...
Su canto asciende a más profundo
cuando , abierto en el aire..,
ya es de todos los hombres...

Rafael Alberti

Tercer Encuentro

miércoles, 13 de marzo de 2013

La hoguera


 
Un día,

tú y yo podremos avanzar sin espalda.

No necesitaremos del giro

No será preciso comprobar que dejamos atrás otros días

para seguir adelante


Ese día,

no existirá el pegamento para los labios,

ni las gafas oscuras para los rayos ultravioletas de la verdad

que tanto molestan


Reducidos a polvo todos los muros

quemaremos en la hoguera de lo absurdo nuestras ropas.

La desnudez será signo inequívoco de autenticidad y limpieza.

La piel no será frontera sino puerta abierta,

y los ojos más que ojos serán lenguas

que en las miradas se enlacen y se digan todo


Claro ante todos

que somos un todo indisoluble de partes todas necesarias

desterraremos para siempre la necesidad de crear propiedades,

de establecer vínculos que vayan más allá

de lo que dicta la naturaleza


..y en nuestra libertad,

en nuestro no ser dueños más que del aire

y de nosotros mismos y lo que nos une

cavaremos hondo en la tierra

hondo, muy hondo..

hasta alcanzar su centro


Podremos enterrar entonces y fundir por completo

en su magma todos los desencuentros

que fue creando el hombre enfermo de egoísmo

a través de los siglos



Después,

cuando se extinga el humo de nuestra hoguera

y no nos quede más que un seco hollín

como laurel de victoria sobre las frentes



Tú y yo...

seguiremos adelante,

como teníamos previsto,

sintiendo que no hay espalda

ni necesidad alguna

de girar la cabeza





Amaya Martín

3 comentarios:

Azpeitia Aleph dijo...

Que bello resulta el verso que poco a poco se convierte en tu mano magistral en poesía, en sueño, en el deseo de un mundo mejor, donde no quepan las miserias del día a día...Tienes siempre la originalidad de convertir lo cotidiano en sublime... Un abrazo de azpeitia

Paco Lainez dijo...

Hermosos sueños, en un tiempo que camina al reves, a contramano de los poetas.

Me gustó tu poema.

Saludos desde El Bierzo.

eremoll dijo...

Un lujo sentirte como siempre amiga